Ambiente laboral que favorezca la salud mental de los trabajadores


El 10 de octubre de 2017 se conmemoró el 25 aniversario de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental, cuyo origen tuvo lugar en el año 1992, siendo el tema elegido en esta ocasión la salud mental en el trabajo.

Con motivo de la celebración de este día, la Federación Mundial de la Salud Mental (World Federation for Mental Health; WFMH) ha elaborado un informe en el que justifica la importancia de que los responsables de empresas y organizaciones dediquen más atención al cuidado y bienestar de los trabajadores, titulado Mental Health in the workplace (Salud mental en el trabajo).

Tal y como se desarrolla en el documento, la necesidad de aplicar medidas para mejorar la salud mental de los trabajadores va más allá de conseguir que las empresas sean lugares de trabajo excelentes. Entre otros beneficios, esta cultura de atención y cuidado al estado psicológico de los trabajadores ayuda a las personas a ser más felices y más productivas, permite romper el estigma asociado a los problemas de salud mental, promueve una cultura de aceptación, atrae a más empleados y retiene a los que están en plantilla, repercute positivamente en la vida y relaciones del trabajador fuera de su trabajo y disminuye el aislamiento social. En definitiva, según refiere la WFMH “es la dirección hacia la que nuestra sociedad necesita encaminarse”.

Bajo este prisma, los responsables de recursos humanos y empleadores deben ser conscientes de su papel como agentes de cambio, ya que los factores de riesgo del estrés y del malestar psicológico en el lugar de trabajo pueden ser modificados, así como se puede implementar un clima organizacional que promueva el bienestar y la creatividad, teniendo en cuenta tanto las políticas laborales como las necesidades individuales de los empleados. Asimismo, en la medida en que existen tratamientos eficaces para los trastornos de salud mental, los empleadores pueden facilitar el acceso a estos recursos en caso de necesidad por parte del trabajador.  De acuerdo con el Foro Económico Mundial, y tal y como se recoge en el informe de la WFMH, cada dólar que se invierte en el tratamiento de la depresión y ansiedad supone un beneficio de 4 dólares en la mejora de la salud y de la capacidad de trabajo de los empleados, por lo que la promoción del bienestar de los trabajadores debería ser una línea de acción prioritaria.

Y, ¿cómo identificar si el jefe o el responsable del equipo es capaz de crear un ambiente laboral saludable? Según la WFMH, la acción comprometida hacia el cuidado y bienestar de los trabajadores se ve reflejada en una actitud proactiva que implica:

  • Mostrar aprecio a todos los empleados y trabajadores.
  • Construir un ambiente de apoyo mediante una comunicación transparente.
  • Identificar los primeros signos de agotamiento en los trabajadores.
  • Crear una cultura organizacional que refleje un sistema de valores y creencias positivo.
  • Manejar adecuadamente el estrés (tanto en sí mismos, como en el equipo que dirigen).
  • Crear conciencia sobre el impacto de la salud mental y reducir el estigma asociado.
  • Promover el bienestar psicológico y brindar apoyo a los empleados que lo necesiten.

Fuentes:

INFOCOP 

WFMH

Esta entrada fue publicada en Ansiedad, Depresión, Fobia Social, Salud mental. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s