Fobia social frente a conducta asocial o antisocial


images

Resumen del artículo de JAVIER CORCHADO

“Tío, qué antisocial eres“ es algo que nos ha podido decir cualquiera en múltiples ocasiones. Son muchos los conceptos de la psicología científica que se han diseminado en el lenguaje popular. Casi siempre se usan de forma errónea para etiquetar lo que sentimos o pensamos. Términos como Bipolar, Doble Personalidad, Borderline, Autista, Depresión, Ansiedad, Nervios, Neurótico o Antisocial se aplican al hablar de nosotros mismos y de los demás, sin saber en realidad qué significan e implican.

Esta vez nos centraremos en una esas manidas etiquetas que usa, en especial la juventud: normalmente se le dice a alguien que es Antisocial o las personas se definen como antisociales, cuando quieren decir que prefieren estar solos o que en un momento determinado no quieren estar con otras personas (“¿Pablo no viene con nosotros?” “No, déjalo, es que es un poco antisocial”).

El uso habitual de la palabra no es el correcto, pero antes de explicar por qué, desgranemos qué es lo que se puede estar queriendo decir con ello en realidad, y relacionando éstas definiciones con trastornos conocidos de la psicología clínica y la psiquiatría.

  1. Es posible que se use de forma errónea antisocial para definir a una persona que siente miedo y ansiedad cuando está con otras personas, y que, por lo tanto, rechaza las situaciones sociales en las que se sienta de esta forma. Esto sería, en realidad, un caso de “Fobia social”.
  2. Quizá el uso más común de Antisocial es el que se da cuando hablamos de alguien que no muestra ningún tipo de interés en las relaciones personales o de pareja, que rehúye del contacto con otros y que prefiere vivir una existencia en solitario. Este caso se asemejaría a lo que se conoce como “Trastorno esquizoide de la personalidad”.
  3. Este es el uso correcto del término antisocial. Se debe aplicar a una persona que desprecia y viola los derechos de los demás sin sentir arrepentimiento por ello. Estaríamos hablando de lo que sería el “Trastorno antisocial de la personalidad”.

No podemos olvidar que, de forma paralela a lo “normal” y lo “patológico”, las personas tienen unos rasgos de personalidad en los que se agrupan las formas habituales en las que se comportan. Y una de las parejas de rasgos más importante a la hora de definirnos es la Extraversión en contraposición a la Introversión.

Los extravertidos son personas sociables, vitales, activos, buscan nuevas sensaciones, entusiastas, atrevidos, aceptan mejor (y buscan) los niveles de estimulación altos (ruido alta, hacer cada día algo nuevo y estimulante, etc.), se aburren con facilidad…

Los introvertidos por el contrario son personas menos sociables (prefieren pocas amistades pero intensas), más reflexivos y conservadores a la hora de elegir en qué actividades implicarse, prefieren los niveles de estimulación más bajos (cuando tienen muchos estímulos a los que atender su rendimiento disminuye y se fatigan), se aburren con menos facilidad (pues toleran mejor las tareas rutinarias), etc.

Con esto queremos decir que, probablemente, si no tienes ningún problema psicológico relacionado con las relaciones sociales, tienes un entorno que te aprecia y te sientes apreciado por éste; cuando decides quedarte en casa un sábado casa en vez de irte de fiesta con tus amigos es, simple y llanamente, porque te apetece. Vivamos más y etiquetémonos menos.

Artículo original: Psicotraductor

Esta entrada fue publicada en Contribuciones, Fobia Social, psicologia, Salud mental, Timidez. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Fobia social frente a conducta asocial o antisocial

  1. Asocial dijo:

    Cual es o como es la conducta asocial ? No todos los que están obligados a mantener relaciones sociales por motivos de trabajo son sociales simplemente lo llevan lo más humanamente posible… Muchos nacen para ser asociales y bastantes más se apartan del mundo porque o bien no les apetece lo que ven o alguien/algunos se ocupan de que así ocurra (los llamados bandoleros y bandidos, fueron gente normal a la que les privaron de la socialización) y debieron ser super sociables. Robin Hood fue un forajido “asocial” que hablaba por los codos.

    Me gusta

  2. Asocial dijo:

    A ver. A mi me da igual estar con 2 que con 100 personas. Lo de agobiarse es más lógico en sociables que suspiran por una amistad o alguien con quien poder hablar o desahogarse.

    Me gusta

  3. FerSerker dijo:

    Yo no me siento muy cómodo entre grandes aglomeraciones de gente. Además soy de los que les cuesta mirar a la cara a la gente, y de los que les cuesta explicarse oralmente.
    Me aburro con gente “normal”, por llamar de alguna forma a los demás. Cuando me dicen que hable no sé que decir, porque no les gusta lo mismo que a mi.
    Siempre me he preguntado si lo mío es fobia social, o simplemente una timidez exacerbada. De todas formas, me parece curioso que sea yo el raro, cuando soy yo mismo y no oculto lo que siento en ese momento. No sé vosotros, pero me da la impresión de que en esta sociedad en la que vivimos, se hace mucho hincapié en esa sensación de que todo va bien, esa felicidad hipócrita que nos aleja de la verdad, y en cierto modo, nos deshumaniza; porque me parece algo completamente antinatural.
    Pues no, yo si estoy bien se me nota, y si estoy mal, también. Y creo que todos deberíamos hacer lo mismo.
    En fin, perdón por el rollo, sólo son divagaciones de alguien que está harto de todo.

    Me gusta

  4. Manuel dijo:

    A mi me pasa muy a menudo porque encuentro a la gente muy aburrida en general. Yo soy social con gente con personalidad. No me gusta la gente que escucha la música que esta de moda, va de fiesta a los sitios de moda, ve los programas de televisión de moda, bueno, creo que se entiende. Con ese tipo de personas, que es la mayoría, no soy social porque no tengo nada de lo que hablar con ellas.

    Me gusta

  5. Ygns dijo:

    A mi me pasa entre tantas ocasiones cuando viajo en metro, me dan ganas de salir corriendo, y si puedo andar a pie pues opto por caminar aunque sean grandes distancias y kilómetros, aparte de casi casi huir de la gente. Es completamente desagradable e improductivo estar así, ya no quiero estar así

    Me gusta

  6. Fobi-anónimo dijo:

    Las etiquetas son peligrosas. Yo mismo tengo dudas sobre mi fobia social, dependiendo de las circunstancias puede ser leve o más aguda.

    Me gusta

  7. muy interesante , muy interesante, me lo llevo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s