Las tres dimensiones


Ahora que todos los medios audiovisuales se apuntan a la imagen en 3D, nosotros no podíamos ser menos. Presentamos aqui las tres dimensiones del trastorno de fobia social (adaptación del texto Fobia Social de Dr. Arturo Bados López, 2005):

DIMENSIÓN SOMÁTICA

Las reacciones corporales más comunes en la fobia social son: taquicardia/palpitaciones, temblor (voz, manos), sudoración, sonrojamiento, tensión muscular, malestar gastrointestinal (p.ej., sensación de vacío en el estómago, diarrea), boca seca, escalofríos, sensación de opresión en la cabeza o cefalea, dificultad para tragar, náuseas y urgencia urinaria. Otras respuestas mucho menos frecuentes son falta de respiración, dificultades para respirar y dolor en el pecho. La boca seca, las contracciones nerviosas y, especialmente, el rubor son reacciones mucho más frecuentes en la fobia social que en otras fobias. Los fóbicos sociales asignan a los síntomas somáticos una mayor frecuencia e intensidad que la que observan otras personas en ellos.

DIMENSIÓN COGNITIVA

Aparecen dificultades para pensar tales como imposibilidad de recordar cosas importantes, confusión, dificultad para concentrarse y dificultad para encontrar las palabras. Por otra parte, existe una tendencia a centrar la atención en sí mismo, concretamente en los síntomas somáticos y autónomos de ansiedad (especialmente los visibles), en las cogniciones y emociones negativas y en los propios errores. Además, pueden distinguirse varios temores básicos, ligados muchas veces a normas excesivamente elevadas de comportamiento:

– Temor a ser observado.
– Temor a sentir mucha ansiedad y pasarlo fatal. Temor a tener un ataque de pánico.
– Temor a no saber comportarse de un modo adecuado o competente (p.ej., miedo a decir cosas sin sentido o embarazosas, miedo a cometer errores sociales).
– Temor a manifestar síntomas de ansiedad (rubor, sudoración, temblor de manos, voz temblorosa, bloqueo, vómito, ataque de pánico) que puedan ser vistos por los demás y/o interferir con la actuación.
– Temor a la crítica y a la evaluación negativa. La persona teme ser vista como ansiosa, incompetente, rara, inferior, poco interesante, aburrida, poco atractiva o estúpida.
– Temor al rechazo, a ser dejado de lado por los demás como consecuencia de su evaluación negativa.
– Temor a que la evaluación negativa de los otros indique que uno deba tener una visión negativa de sí mismo.

Se ha dicho que el temor a no poder alcanzar las elevadas metas autoimpuestas (miedo a la autoevaluación negativa) puede ser tan importante como el miedo a la evaluación negativa por parte de los demás. De todos modos, si bien esto es cierto en algunos casos, conviene tener en cuenta que, en general, tanto la fobia social como la tmidez  parecen estar más asociadas con el perfeccionismo socialmente prescrito (normas basadas en la expectativas que se cree tienen los demás y que no tienen por qué coincidir con las propias) que con el perfeccionismo personal (fijación de normas personales excesivamente elevadas y tendencia a autocriticarse cuando no se alcanzan).

Los pensamientos negativos o distorsionados reflejan también una serie de errores cognitivos típicos de los fóbicos sociales (Bados, 2001a):
Valoración no realista de lo que se espera de uno, lo que puede favorecer las metas perfeccionistas.

Sobrestimación del grado en que los otros le observan a uno y se dan cuenta de los síntomas externos de ansiedad.

Subestimación de las propias capacidades y sobrestimación de la probabilidad de cometer errores importantes y fracasar.

Expectativas no realistas sobre las respuestas de los otros a las manifestaciones de ansiedad.

Sobrestimación de la probabilidad e intensidad de la crítica y rechazo.

Creencia de que uno está actuando mal porque se siente mal y, en general, que los demás le perciben a uno tal como uno se percibe y se siente.

Atención selectiva a los mensajes o reacciones negativos de los demás hacia uno y falta de atención a las reacciones positivas.

Interpretaciones sesgadas y negativas de comportamientos de los demás, especialmente bajo condiciones de ambigüedad; así, percibir crítica y desaprobación donde no las hay o exagerar su grado de intensidad u ocurrencia.

Evaluación excesivamente negativa de la propia actuación social (pero no de la de los otros), exageración de los errores y de la ansiedad y minimización de los logros propios.

Sobrevaloración de la importancia de la crítica o evaluación negativa por parte de los demás (p.ej., creer que implica rechazo o que es debida a características negativas de uno mismo).

Exageración de la importancia de los errores cometidos. Un error puede llegar a representar un daño a la persona como un todo.

Atribución del fracaso a defectos personales y fallos propios sin considerar otros factores (p.ej., de la situación o de los otros). Atribución de los éxitos a factores externos.

Asumir que las supuestas opiniones negativas de los otros sobre uno mismo son ciertas e indican las características personales que uno posee, lo que lleva a una valoración negativa de sí mismo. Un fóbico social puede creer que si los demás piensan que es raro, debe de serlo.

Mayor recuerdo de la información negativa relacionada con sí mismo y con las reacciones de otros y menor recuerdo de la información externa neutral y positiva provenientes ambas de las experiencias sociales previas. Esto parece ser debido a la atención centrada en sí mismo durante la interacción y a la revisión detallada y sesgada que hace el fóbico de esta interacción cuando ha acabado.

DIMENSIÓN CONDUCTUAL

La evitación de las situaciones temidas es frecuente. Sin embargo, muchas veces no se evita estar en las situaciones sociales, sino participar en las mismas, ser el centro de atención o de crítica o manifestar síntomas temidos.

Ejemplos de conductas defensivas dirigidas a reducir la ansiedad y prevenir las supuestas consecuencias temidas son (Bados, 2001a):

Consumir o haber consumido alcohol o tranquilizantes; no hacer preguntas en una reunión; intentar pasar lo más desapercibido posible; no hablar, hablar poco o contestar bre-vemente; no hablar de sí mismo; evitar el contacto visual; hablar sin pausas o hacer mu-chas preguntas para evitar los silencios; pensar mucho lo que se va a decir o incluso ensayar mentalmente con gran detalle lo que se dirá; controlar continuamente lo que se ha dicho; concentrarse en la propia voz; distraerse o pensar que no se está en la situación; escapar de la situación (directamente o con pretextos o excusas) pedir disculpas para no tener que escuchar las críticas de los otros.

Si no se puede evitar una situación o escapar de ella, aparecen reacciones como silencios largos, tartamudeo, incoherencias, volumen bajo (incluso susurro), voz monótona, muecas faciales, gestos de inquietud, retorcimiento de manos, postura rígida o cerrada, encogimiento postural, expresión facial pobre, sonrisa o risa inapropiada y contenido poco interesante.

Esta entrada fue publicada en Ciencia, Diagnóstico, Fobia Social, psicologia. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Las tres dimensiones

  1. Fabian dijo:

    muy buen artículo, para los que preguntan como mejorar este problema, existen muchos métodos como los de Beck que es del tipo conductismo y los métodos de introspección del tipo psicoanálisis. Saludos de un aficionado.

    Me gusta

  2. Pingback: Perfeccionismo « MI FOBIA SOCIAL

  3. NOA dijo:

    Como siempre muy interesante.
    Yo leyendolo me hago consciente de cuantas cosas he logrado superar poco a poco, asi que animaros.
    Y también me ayuda a recordar como se pueden sentir algunas personas que conozco y aprecio.

    Me gusta

  4. sandra dijo:

    excelente artículo, gracias .
    es recomendable el uso de medicamentos para contrarestar estos incómodos sintomas?
    las caracteristicas de la dimension somática, pueden repercutir colateralmente en en la aparición de enfermedades ?

    Me gusta

  5. melbin dijo:

    ya aprendi mucho de la fovia social y ase cuatro a~os cai en esto tan tremendo pero quisiera saber mas como desapareserla yaque los sintomas casi todos mensionados tengo. gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s