Efectos terapéuticos de la escritura


Escribir sobre nuestros pensamientos y emociones es una herramienta terapéutica de primer orden.


 

El psicólogo estadounidense James Pennebaker, profesor de la Universidad de Texas, lleva más de treinta años investigando sobre los efectos terapéuticos de la escritura. Los resultados revelan que el ejercicio de escribir puede aportar numerosos beneficios. Nos brinda la oportunidad de poder acceder a nuestro innato potencial creativo, así como a descubrir nuestras emociones y pautas de pensamiento más inconscientes. Con ello se contribuye a reducir el estrés mental, reforzar la autoestima e incluso fortalecer el sistema inmunológico. En definitiva, se pueden conseguir beneficios tanto a nivel psicológico como a nivel físico. La escritura se puede llevar a cabo como complemento dentro de un proceso psicoterapéutico o como una herramienta de autoayuda sin intervención psicológica.

La Psicóloga M. Angeles Molina, Directora del Centro Psinergia,  en su artículo La escritura como herramienta psicoterapéutica, nos ofrece una Guía con las las principales normas para sacar el máximo provecho de este recurso terapéutico y nos anima a todos a experimentar la fuerza y el impacto que nuestro lenguaje tiene sobre nosotros mismos.

Lectura relacionada: La Nación

 

Esta entrada fue publicada en Ciencia, Fobia Social, psicoterapia. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Efectos terapéuticos de la escritura

  1. lika dijo:

    la descripción perfecta del amor puro. Precioso elda.

    Me gusta

  2. elda38 dijo:

    Hay personas que encuentran en la poesía un medio para describir libremente todos sus sentimientos y les ayuda a sentirse mejor.
    Con vuestro permiso , os dejo este poema que leí hace tiempo.

    A solas contigo

    Hoy he sentido que sólo en tu presencia soy libre,
    Tú no cortas mi palabra antes de salir,
    ni amordazas mi boca.
    Tú te entregas por entero a mí,
    me das la libertad para decir
    lo que siento.
    A ti me entrego desnuda,
    te prodigo mis caricias, te mimo,
    te susurro mis temores,
    deseos, pasiones, y mis sueños…
    Tú nunca me contienes,
    dejas que navegue en libertad.
    Alargas tu mano y me sostienes
    cuando flaqueo, cuando me derrumbo,
    cuando lloro, cuando pierdo el norte
    cuando caigo en la oscuridad de
    la noche.
    Sólo tu entrega sin condiciones
    me rescata
    Tu amor es único.
    En ti encuentro los motivos
    para seguir adelante
    Eres puro en el inicio, naces para mi
    Abro la compuerta de mis sentimientos
    y eres el puente que canaliza
    mi poesía
    palabra a palabra me vierto
    en ti y somos uno
    verso mio , y alcanzo la libertad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s