Testimonios


Publicado en Diario Sur de Málaga en febrero de 2004

Ni amigos, ni pareja, ni trabajo. Los hombres y mujeres que padecen fobia social tienen muchas dificultades para entablar relaciones con otras personas y se sienten incomprendidos en una sociedad que los confunde con tímidos.

TEXTO: Mª ÁNGELES GONZÁLEZ

Muchos de ellos han renunciado a tener un empleo por el infierno que les supone pasar una entrevista de trabajo. No tienen amigos ni pareja y viven encerrados en casa la mayor parte del tiempo porque la angustia de creer ser evaluados y criticados constantemente por los demás les impide entablar relaciones personales. Son los hombres y mujeres que padecen fobia social, un trastorno que muchos confunden con timidez y que sume en la desesperación a cientos de personas que no encuentran una solución.

FRANCISCO

Profesor universitario, 46 años

Era un niño tímido, sobreprotegido por sus padres. No tenía amigos y no sabía cómo relacionarse con sus compañeros de colegio, los veía lejanos, diferentes. En la adolescencia se refugió en los estudios como única forma de comunicación con el mundo, demostrando a los demás que era tan válido como ellos.

Terminó una carrera universitaria con buenas notas, pero su vida se limitaba a eso: estudiar y «vivir hacia dentro». Nunca salía con ningún amigo, «y menos aún con amigas». Concluyó su tesis y todo seguía igual: hacía lo que creía que los demás esperaban de él. Ésa era su forma de sentirse vivo. Se presentó a unas oposiciones y consiguió una plaza de profesor en la Universidad de Córdoba.

Pero la historia de Francisco es excepcional, ya que a pesar de reconocer que tiende a evitar las situaciones sociales y que no encuentra satisfacción en ellas, debe enfrentarse a diario con sus alumnos e, inevitablemente, con sus compañeros de trabajo. Aunque, a juzgar por sus palabras, para él las clases son una representación teatral en la que se limita a hacer un papel. «El espectáculo de la clase magistral no resulta fácil de interpretar», dice Francisco, que asegura que cada clase la anticipa con mucho nerviosismo e intranquilidad, y queda exhausto al terminar, creyendo siempre que lo está haciendo «muy mal» . Con el tiempo se ha acostumbrado a «este sufrimiento», que va remitiendo algo, aunque está convencido de que lo haría mucho mejor si no tuviera ese «miedo exagerado a todos».

Con los compañeros le pasa lo mismo; los profesores lo ven como una persona tímida y no tiene contacto estrecho con ninguno de ellos. Como cuando era niño, los ve lejanos y diferentes. Cualquier charla con ellos le produce «desasosiego, temor y miedo a defraudarles». En la investigación es un perfecto colaborador, toma pocas iniciativas pero ayuda a todos en sus problemas y eso le hace sentirse mejor.

ANTONIO

Profesor de idiomas, 38 años

Algo similar le ocurre a Antonio, granadino de 38 años que ‘huyó’ de España porque estaba sumido en una depresión que le impedía salir a la calle y le hacía pensar constantemente en el suicidio. Se marchó a Londres y allí es profesor de idiomas en colegios y centros de adultos.

Dice estar «encantado» de hablar en público, pero teme ir a un supermercado o a fiestas. «No puedo entrar en una habitación donde hay personas charlando entre ellas, me resulta difícil mantener la mirada cuando hablo con alguien, no puedo seguir lo que me dicen, mi cabeza se nubla, sólo pienso que me están mirando, que me voy a poner nervioso, que se me nota. Me horroriza encontrarme con alguien conocido por la calle, me tiembla la voz si le tengo que saludar, comienzo a sudar, me falta naturalidad…». Es el escalofriante relato de Antonio, que comenzó a sufrir fobia social a los 13 años y que dice no tener amigos ni pareja por un trastorno que ha intentado solucionar acudiendo a «innumerables» psicólogos y psiquiatras, tomando pastillas, pasando tests, haciendo relajación o yendo a grupos de terapia cognitiva. El resultado, según él: cero.

«Creo que este problema no tiene cura porque ni los profesionales nos comprenden. Cuando te armas de valor para ir al médico, resulta que no tiene ni repajolera idea de lo que le estás contando, piensa que te pones nervioso por los exámenes y te manda píldoras para dormir. Cuando vas a un psicólogo o psiquiatra tampoco entiende mucho del tema. Es patético».

RAMÓN

Diseñador gráfico, 32 años

Aunque sumidos en el pesimismo de creer que no existe solución a su problema, estos dos profesores pueden sentirse afortunados por tener un trabajo y ayudar a los demás. Otros, como Ramón, no tienen esa suerte. Este catalán, diseñador gráfico, empezó a notar los síntomas de la fobia social en el instituto. «Me encantaba leer en voz alta, pero un día tuve que hacerlo y no pude». Así comenzó todo. Hoy, con 32 años, es incapaz de ir a entrevistas de trabajo porque se queda en blanco.

Consiguió un empleo en un hotel pero lo dejó tras sufrir dos ataques de pánico y hoy ni siquiera puede ir al INEM a arreglar los papeles del paro por miedo a que le dé otro ataque. Vive encerrado en su habitación y lleva cerca de dos años sin salir a la calle como antes lo hacía.

Como otros tantos afectados, no tiene amigos porque, después de poner muchas excusas para no salir con ellos, los ha ido perdiendo uno a uno. Ahora conoce gente a través de Internet, e incluso está pensando en organizar una asociación nacional de afectados de fobia social para dar a conocer el problema.

Y es que Ramón lo daría todo por salir de este túnel: «Me operaron de un cáncer y ojalá me hubiera quedado allí, porque esto me está quitando la vida».

Los testimonios que aparecen en esta página son reales. Para preservar el anonimato de los protagonistas se han utilizado nombres ficticios.

Esta entrada fue publicada en Fobia Social. Guarda el enlace permanente.

66 respuestas a Testimonios

  1. Gianfranco Hernández Montoya dijo:

    Por eso justamente amigos, la Timidez es depende de como uno la tenga, si es Timidez en Hablar en Público es bueno ir a un Curso de Oratoria o Teatro para superar el Pánico Escénico pero no significa que dicha persona sea tímida socialmente, son cosas diferentes la Timidez Escénica y la Timidez Social, pero si es Timidez Patológica o Social es mejor ir a un Psicólogo que te aplique la Técnica Psicológica Cognitivo- Conductual que permite a uno cambiar su Conducta, dejar de ser Tímido para ser más Extrovertido, mejor dicho cambiar de Personalidad o Forma de Ser,es la mejor Solución para dicha Timidez ya que dependiendo de la Timidez de uno máximo puede resolverse en un año siendo constantes sin darse por vencidos, porque si uno va a cambiar por su propia cuenta se puede cambiar de verdad pero te demorarás años y años y las soluciones a los problemas no son años y años, se hacen en tiempos necesarios (3 meses, 6 meses o máximo 1 año), espero que con mis consejos les sirvan a todos ustedes;fuerzas, ánimos, busquen a Dios que él los va a ayudar a superar su Timidez y disfrutar mejor sus vidas.

    Me gusta

  2. Herbert dijo:

    Hola a todas y todos, tener esta enfermedad es como una maldición, pues de das cuenta que la vida solo se trata de socializar para el trabajo, universidad, etc. Y recuerdas ¡tengo miedo a todas y todos, que hago!, sin embargo lo mas triste es que no puedes formar una verdadera familia, y no contar con una pareja.
    En ocaciones me hecho en la cama después de un día de universidad, me cubro todo, y digo: ahora estoy a salvo, nadie me hará daño, pero debo ser sincero lo digo con mucha tristeza.
    Estoy superando esto paulatinamente, pero para ayudar a todas y todos, nunca ubiera mejora si no fuera por el libro “Tus zonas errores” de Wayne Dyer. Espero ayudar a alguien y a mi mismo.

    Me gusta

  3. Cm dijo:

    Yo también sufro de fobia social, desde que era muy pequeña tuve una situación vergonzosa con ataques de pánico al entrar a mi salón de clase, me provocaba un nerviosismo enorme, incontrolable, regularmente se me revolvía el estómago y terminaba vomitando. Desde ahí el miedo por que eso me volviera a pasar en frente de las personas me ha causado mucho, mucho miedo. Tampoco me resulta naaaadaaaaa fácil comer en público, porque siento que esto me pasará. Cuando me pongo muy nerviosa mi estómago se revuelve, mis manos sudan, mi corazón late muy muy fuerte, tengo un nudo en la garganta, mi respiración se vuelve agitada, mi temperatura corporal baja y empiezo incluso a sudar en frio.
    He tenido algunas “temporadas” en las que he podido superar algunas cosas, y me sentía muy bien porque podía salir de mi “mundo” donde me encontraba protegida de todo “riesgo”.
    Pero no hace demasiado tiempo, alguno nuevo me sucedió y me hizo recaer, pero ahora debo reconocer que esto se ha incrementado. Me cuesta mucho el poder tranquilizarme, respirar tranquilamente y poder poner mi mente en blanco. Esto me deprime, me hace pensar en qué haría si no tuviera este miedo y cuándo es que lograre dejarlo! que no recuerde nada de él! que pueda estar frente a una situación y poderla enfrentar, quisiera que esto se quitara….aunque a veces quisiera abandonar todas esas situaciones que me causan tanto miedo…pero en mi caso, no puedo encerrarme, no puedo no salir…regularmente las situación no me permite alejarme…

    Me gusta

  4. Jose Andres Garcia Acosta dijo:

    Saludos desde Colombia, mi nombre es Andres Garcia, he luchado duramente con este problema, hace unos años sufrí una crisis muy fuerte, tan fuerte que aunque casi me cuesta la vida, si me costo mis sueños, ilusiones y mucho más. Hace poco caí de nuevo, no tan fuertemente pero si me ha hecho alejar de amigos, familiares y oportunidades. Cuando leí este articulo y vi los comentarios pude reconocer que mi crisis es fobia social con otras implicaciones y como lo he expresado aunque no es tan grave si se puede volver en algo destructivo. Es mi anhelo poder compartir mi experiencia y poder intercambiar impresiones, consejos y opiniones. Les envío un abrazo, le pido a Dios que los bendiga y quiero que sepan que son muy valiosos, no importa que pensamientos negativos a veces pasan por nuestras cabezas, porque cada uno de ustedes fueron creados con un propósito y tienen tantas virtudes como oportunidades para lograrlo. Que bueno poder formar un grupo en face o algo así y poder luchar juntos con nuestros problemas, mi correo es ancrivida@hotmail.com me pueden dejar mensajes allí, lo apreciaría mucho. Un enorme abrazo, Dios los bendiga.

    Me gusta

  5. syga dijo:

    es muy triste vivir es te mal de siglo, llevo 10 años con fobia social, soy profesor esta a punto de dejar mi trabajo estoy llevando un tratamiento con puro medicamentos, no tiene mucho me empece a sentirme mal y yo tenia cargo de la direccion de la escuela y ya la tuve dejar por que ya no pude aguantar los nervios y la tembladera ahora posiblemente me dan otro cargo no se si es agarrar o me retiro definitivamente me gustaria que alguen me orientara a tomar una decision.

    Me gusta

  6. liz dijo:

    por todo lo que lei yo tambien padesco fobia social y me doy cuenta que no soy la unica con este problema ,yo era timida pero siempre participaba en clase ,hacia mis exposiciones bien no me ponia exajeradamente nerviosa como ahora ´,pero poco a poco no empeze a participar me daba miedo que un profesor me pregunte acerca de la materia ya no quis salir a la calle, evitaba las situaciones donde habia que hacer grupos, o participar para no pasar mi roche ,cambie mucho y solo quiero curarme y ser la misma de antes..

    Me gusta

    • Nohelia dijo:

      Hola…sabes me pasa muy parecido a lo tuyo….había momentos en los que me sentía tan desorientada, no entendía por qué había cambiado…era como que me extrañará a mi misma…
      Bueno, no es que ahora no me pase, de hecho siento que sigo con el problema pero no con la misma intensidad…pero sabes algo que me ayuda es obligarme a pensar en positivo, pienso: tal vez no cambie el hecho de que a algunos les parezca graciosa mi timidez( que de hecho es lo que más me causa dolor) pero si puedo cambiar mi actitud…si se ríen, bueno trato de reírme también para apaciguar la situación y dejarlo en el pasado y seguir trabajando en mi seguridad…otra cosa muy importante es hablar con Dios y pedirle ayuda todo el tiempo, en secreto( cuando te parezca que sólo el te escucha):))de hecho esa es la mejor ayuda que existe…

      Me gusta

  7. Mary dijo:

    Hola, espero que alguien pueda leer mi testimonio. Como muchos de ustedes también padezco de fs, siempre he sido una persona tímida, introvertida y eso me ha afectado mucho llegando hasta el punto en que mi propia familia se irrite y se exaspere por mi. Nunca he tenido confianza conmigo misma, sufro de depresión constante y me dan demasiados ataques de ansiedad cuando paso una situación que considero sofocante osea todos los días. Vivo mis días aterrada, solo pienso lo que pueda pasarme en la escuela cuando un maestro me pregunte algo acerca de la materia, de las exposiciones, de los típicos payasos del salón que solo te hacen la vida un infierno y que para colmo solo los tengo detrás mio. Ya no puedo con esto. Estoy agotada, esto es una tortura, mi propia abuela (la considero mi madre) me dice que solo soy una rara que no tiene amigos. Cada vez mas me siento humillada por razones que una persona normal pueda considerar ridículas. He recurrido al método de dañarme a mi misma pero eso no es nada. Solo puedo quedarme en mi cuarto llorando y rezando para no tener que enfrentar una situación donde pueda quedar en ridículo o enfrentar a la gente.

    Me gusta

    • valentin dijo:

      mary yo padezco lo mismo, debes de leer mucho. lo mas que puedas sobre tu problema, entre mas lo conozcas menos miedo le tendras. es mi mejor consejo. lee. todos los miedos y fobias se pueden superar pero debes enfrentarlos. valentin mexico

      Me gusta

      • Gianfranco Hernández Montoya dijo:

        La verdadera fórmula de superar la Timidez es la Técnica Cognitivo Conductual que le hace el Psicólogo con uno, depende que timidez tengas, si es timidez sólo en habla en Público anda a un Curso de Oratoria o Teatro, pero si es Timidez Patológica que te cuesta relacionarte con los demás es mejor ir a un Psicólogo y que te dé Tratamiento Psicológico en resolver dicho problema, tú tienes que ver Resultados en Corto Plazo (no demorarte más de 1 año) porque si aplicas de vencer tus temores sin Orientación Psicológica vas a tener los mismos problemas de siempre y vas a tardar un poco en resolver la Timidez, tú necesitas resultados concretos puntuales, haz lo que te sugiero amiga y verás grandes cambios en tu vida.

        Me gusta

    • valentin dijo:

      rezar está bien pero debes de:identificar y comprender la raíz del problema.

      Me gusta

    • Jose Andres Garcia Acosta dijo:

      Hola Mary, Dios te bendiga. Trato de entenderte, pues he sufrido en cierto grado lo mismo. Le pido a Dios que me ayude a entender el propósito de mi situación y que cuando este mucho mejor pueda ayudar a otros. Sinceramente cuando leo estas historias quisiera hacer algo. Sé que Dios es bueno y no se ha olvidado de nosotros y se que es poderoso para ayudarnos, pues dio a su único hijo para salvar a pecadores, como no nos dará sanidad y restauración. Te envío un abrazo.

      Me gusta

  8. R dijo:

    Hola, veo que ya casi no se actualizan los comentarios, pero me gusta pensar que alguien puede leer esto. Tengo 22, soy gay, y obviamente con fs. Siempre fui muy tímido desde pequeño, no me gustaba que me sacaran fotos ni jugar con mis compañeros del colegio, me escondía en la alberca de pelotas en mi cumpleaños. En la escuela me hacían burla por mi aparente orientación sexual y mi personalidad, sé que no es parte de mi imaginación por experiencia con diferentes personas, que mi forma de ser les daba coraje, incluso los maestros me agredían; la dinámica familiar en casa era conflictiva casi siempre siendo yo el síntoma, sufrí de enuresis hasta los siete años y mis padres se enojaban y a veces me exponían frente a otras personas. He ido a miles de psiquiatras psicólogos y demás. A penas empecé con un psiquiatra que trata la fobia social pero parece sólo interesarle darme medicamentos y explicarme lo que es la fobia social. Me da pena que me vean existiendo, literalmente me doy pena por todas partes, voy a la escuela y cada día siento los nervios del primer día de clases. Lamentable y paradójicamente tengo una personalidad agradable a las personas, soy fácil de querer o algo así y eso aumenta mi presión de cumplir las expectativas de crear vínculos con las personas. No puedo sonreir por más de dos segundos sin que se desdibuje y parezca que estoy completamente enojado, estoy deprimido y me doy mucha pena ajena. Me tranquiliza saber que hay más gente con esto. Creo que una buena técnica para enfrentar a la gente y situaciones es pensar que no tenemos nada qué perder porque realmente no tenemos nada. No se sientan culpables por tener miedo y busquen algo que alguna vez los motivó y trabajen en fortalecerlo. Aunque siempre estén enojados intenten tratar bien a los demás y ser buenas personas. Es todo bye.

    Me gusta

  9. cyn dijo:

    Hola les cuento que vi las publicaciones y me pasan cosas muy similares tengo ansiedad anticipada , ataques de pánico y agora fobia (hace un año que no salgo de casa) . Luego de estar sufriendo un año a causa de pensar que podía curarme sola cosa que no pude por fin pude muy a pesar de mi ansiedad ir a una primera consulta psicológica el viernes pasado. Como no hablo por teléfono y más aun por que tenia que llamar al consultorio me dio una crisis de ansiedad y mi madre llamo por mi y ni hablar el día que tuve que ir me invadió la angustia y el pánico a pesar de que iba en remis.
    Como ustedes tengo mucho miedo de lo que la gente piensa de mi , pienso que me miran todo el tiempo y aveces así lo es por mi apariencia física los hombre y mis congéneres me consideran linda yo no lo creo así , además imaginen que ser mujer no ayuda por el tema de los piropos de los hombres en la vía publica.
    Pero a diferencia de ustedes en un momento de mi vida todo esto no representa una amenaza , aunque sin razón aparente de repente me es imposible aguantarlo , la gente me da miedo , me siento observada , el interés de los hombres en mi se vuelve una amenaza dándome ataques de pánico, la gente me comienza a molestar me irritan.
    Yo se que es posible curarse de la ansiedad y cualquier otra enfermedad mental con un correcto diagnostico y posterior tratamiento , no pierdan la esperanza el momento de turbación es pasajera siempre existe una salida aunque no la podamos ver.
    Nuestra mente esta enferma , cuando tienen por ejemplo una eruptiva van al medico este les da el diagnostico y luego les rasete el medicamento . Con la mente es igual es parte del cuerpo también se puede enfermar por ello les digo si están como yo encerrados en casa pensando en el suicidio primero permítanse en agotar todas las posibilidades de tratamiento antes de tomar esa medida y si no es un caso tan extremo también vayan al medico antes de empeorar.
    Dejo mi mail por si alguien quiere charlar o ponerse en contacto saludos.
    cl_lavigne@hotmail.com

    Me gusta

  10. eri dijo:

    Es muy reconfortante leer todo esto y saber que no estoy sola.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s