Defensa de la alegría


 

 

 

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

 

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

 

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardíacos
de las endemias y las academias

 

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

 

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

 

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría.

De Mario Benedetti

 

Esta entrada fue publicada en Poemas. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Defensa de la alegría

  1. natalia dijo:

    yo estoy pasando por momentos malos antes miraba tele ahora e,pese a leer y estas poesias me ayudan con los recuerdos que en mi mente perduran.
    esta poesia espero que bloequee mi mente y me ayude a tener momentos de alegria que las lagrimas se conviertan es una sonrima aunque sea pequeña q me ayude a estar mejor.

    Me gusta

  2. mitzy alejandra dijo:

    la alegria es algo principal para la vida diaria pues la importancis es estar feliz y no tristes pues eso nos puede traer muchos problemas . el poema es muy bonito por la forma y el sentimiento que se le da

    Me gusta

  3. LauraF dijo:

    Siguiendo con D. Mario, un par de poemas, no los mejores, pero sí, quizá, los más adecuados al contexto. Allá van.

    Memorándum

    Uno, llegar e incorporarse el día
    Dos, respirar para subir la cuesta
    Tres, no jugarse en una sola apuesta

    Cuatro, escapar de la melancolía
    Cinco, aprender la nueva geografía
    Seis, no quedarse nunca sin la siesta

    Siete, el futuro no será una fiesta
    Y ocho, no amilanarse todavía
    Nueve, vaya a saber quién es el fuerte

    Diez, no dejar que la paciencia ceda
    Once, cuidarse de la buena suerte
    Doce, guardar la última moneda

    Trece, no tutearse con la muerte
    Catorce, disfrutar mientras se pueda.

    ________________________________________

    Contraofensiva

    Si a uno
    le dan
    palos de ciego
    la única
    respuesta eficaz
    es dar
    palos
    de vidente.

    Me gusta

  4. Deprisa dijo:

    Gracias a un comentario en un modesto blog personal mío (deprisa.net) he descubierto esta poesía de benedetti que no conocía (más bien ante la que pasé de largo por mi antiguo ánimo), y es que me ha bastado tan sólo descubrir el título para poder sentir que estaba ante algo grande. Gracias por este redescubrimiento porque será algo grande en los momentos en los que esté triste, que seguramente vendrán aunque ahora no pueda ni tan siquiera imaginarlos. Revindiquemos el triunfo del sentimiento y de la poesía! ¡demos paso a un mundo un poco menos humano y más animal! (el refugio.org o peta.org para comprender la barbaridad humana a la que me refiero, evidentemente no es a los que quizás leais esto)

    Me gusta

  5. argentalico dijo:

    Excelentes y profundas palabras las del maestro. Gracias por publicarlas!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s