De cuando conocí a mi fobia


Hacía tiempo, mucho tiempo, que sentía la compañía de ese miedo que llenaba mi vida en cada situación, en cada acto, en cada decisión. Al principio supuse que pasaría pronto, pues con la experiencia sabría decidir, actuar, desenvolverme en la sociedad.

Fue pasando la vida y los temores no cesaban. al contrario, empezaron a dominar mi conducta. Todas mis actividades, incluidas mis aficiones, se acomodaban cada vez más a los gustos de ese intruso que desde mi interior dictaba sus egoistas normas. Irremediablemente llegó a apoderarse de mi.

Estoy seguro de que todo podría haber sido diferente si hubiera sido consciente, desde el principio, de la naturaleza de este parásito interno. Pero no fue hasta hace cinco años cuando empecé a conocer su verdadera identidad. Se llamaba Fobia (algunos le llamaban también Ansiedad) y su apellido era Social.

Enfrentarse a la Fobia Social es una batalla dura y peligrosa, pero creo que es la única forma de seguir viviendo. Durante estos años de guerra, aunque he ganado pocas batallas, he afrontado la realidad y voy dando pequeños pero firmes pasos en busca de la victoria final.

También comprendí que en esta lucha es imprescindible la colaboración de algún aliado, alguien que comprenda tu problema y te ayude en el cuerpo a cuerpo frente al enemigo invasor.

Y en ello estamos.

Esta entrada fue publicada en Fobia Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s