Las fobias son miedos excesivos a situaciones o personas que no representan de hecho ningún peligro real. Hay fobias específicas como por ejemplo la fobia al encierro, la oscuridad, a ciertos animales, etc.

Así como éstas hay fobias más complejas y mucho más limitantes como la fobia social o la agorafobia. Las mismas inciden en forma totalmente negativa en la vida de las personas hasta llegar a paralizarlas. La fobia social hace que no podamos asistir a clases, al trabajo, a hablar en público, etc.

Hoy en dia hay tratamientos médicos sumamente eficaces para poder retomar una vida normal.

Además, poco a poco van surgiendo iniciativas para que los afectados de fobia social podamos avanzar en la recuperación basándonos en la ayuda y colaboración mutua.

A manera de ejemplo, existe en Uruguay la asociación Fóbicos Anónimos. Son Grupos de Autoayuda para personas con miedos, fobias y/o ataques de pánico. Los grupos se reúnen una vez por semana dos horas, principalmente en salones parroquiales. Son grupos de autogestión, sin profesionales, en los que se intercambian experiencias y se trabajan temas relacionados a este trastorno. Fóbicos Anónimos está presente tanto en Montevideo como en el interior del país y difunde todo lo relacionado a esta patología a nivel nacional. Los grupos se formaron en noviembre del año 2000 por iniciativa de Dagmar van der Weck.

Asociaciones como ésta no sustituyen de manera alguna al diagnóstico y tratamiento médico adecuado; sin embargo, son un complemento muy útil para los afectados.